lunes, 25 de octubre de 2010

ELIZABETH TITTO CURASI




VOCES ABSTRACTAS

Saber de tí a través de esas llamadas,
siempre me dejara el desazón de ignorar el pasar de tus días,
tus noches...
el tiempo pasa y nuestras voces se sienten ya lejanas,
nuestros ojos se olvidaron de vernos reflejados:
el uno en la pupila del otro
tus manos ya no me dicen nada hace tiempo
ya no dibujas nustros días con colores cálidos.
Tu nombre se volvió un nudo en mi garganta
la palabra innombrable.


Te fuiste con tus sueños por delante,
sueños que alenté y hoy son el motivo
de la brecha que nos aleja
y nos condena a la culpa de llevar a cuestas
la lenta agonía de nuestro inminente y fatal final,
el final de la novela que ambos protagonizamos:
el fin de la tragedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario